Cuadros relajantes para el dormitorio

cuadros relajantes dormitorio

Pasamos muchísimo tiempo en el dormitorio, por eso te traemos una selección de cuadros relajantes para dormitorios. Casi un tercio de nuestras vidas, pero para muchos de nosotros es la habitación la que recibe menos atención en cuanto a la decoración. Tendemos a centrarnos en salón o en las habitaciones de los niños, o incluso en la cocina antes de nuestro propio espacio. Hoy comparto unos cuadros para crear un dormitorio más relajante.

Consejos para un dormitorio con cuadros relajantes

Vale, así que los bonitos cuadros de la casa de otra persona son geniales, pero ¿cómo te ayuda esto? Si has sido lector durante mucho tiempo, sabes que me gustan los consejos prácticos de decoración para emplear en tu propia casa. A veces, incluso los cambios mínimos realizados con intención pueden afectar en gran medida a cómo nos sentimos en nuestra casa.

Si anhelas un dormitorio con cuadros más relajante este año, aquí tienes mis cuatro mejores consejos…

Mantén un estilo limpio y minimalista.

No digo esto porque me inclino más por ser minimalista que amaximalista. Tu dormitorio es un lugar donde muchos artículos decorativos pueden restar valor a un ambiente tranquilo y relajante. Las “colecciones” se convierten rápidamente en desorden en el momento en que su dormitorio no está impecable. Y seamos honestos… nuestras habitaciones rara vez están impecables.

Te dejo algunos de nuestros cuadros relajantes para el dormitorio, como pueden ser: Tavira, Sagres o Penguin

Además, lo mejor es dejar un amplio espacio en la mesa en un dormitorio. Si cada centímetro de su cómoda o mesitas de noche está decorada, entonces dejan de ser funcionales. Por eso te recomendamos un cuadro en el dormitorio minimalista encima del cabecero de tu cama, un cuadro que no resalte mucho y que traiga serenidad a la habitación.

Albergar artículos en una mesita de noche es una buena manera de mantener los artículos decorativos contenidos en un espacio definido. Un poco de vegetación, un pequeño cuadro y una bonita vela son el trío perfecto para una bandeja de tocador.

cuadros relajantes dormitorio

Elige cuadros que reflejen el estado de ánimo que quieres transmitir.

Los cuadros relajantes en un dormitorio son clave. Elegir cuadros de arte abstractos o piezas de metacrilato es una buena manera de establecer un tono relajante en las paredes. Para una habitación relajante, aléjate de cualquier cosa que sea demasiado audaz o gráfica, ya que puede añadir demasiada energía al espacio. (Guarda esos para las zonas de estar comunes o para una habitación donde quieras sentirte con energía).

Seguir con una familia de colores similar siempre es agradable porque entonces los cuadros relajantes parecen fluir sin esfuerzo, incluso dentro de una pared de galería de varias piezas diferentes.

Sé intencional sobre lo que pones en tu mesita de noche. Cuadros relajantes para el dormitorio

¿Te gustaría tener Kleenex, un bloc de notas o una crema de manos cerca? Elige una mesita de noche con cajón, para que estas cosas puedan perderse de la vista. Si te quitas las joyas a última hora antes de irte a dormir, ten una caja pequeña para guardar los artículos. Si tiendes a usar tu mesita de noche para guardar cuadernos, un iPad/Kindle, entonces querrás mantener el estilo de la mesa muy mínimo para acomodar estas cosas. Y poder dejar la parte superior de la mesita limpia con las tres cosas que te hemos propuesto antes. Incluyendo un pequeño cuadro relajante para el dormitorio.

¡Y no olvides la iluminación! Te hablo un poco de ella.

Todo el mundo debería tener una lámpara de noche, en su mesita.

¿Esa cosa aérea que cuelga de tu techo? ¿Sabes, el que tiene suficiente potencia para un interrogatorio policial? Bueno, es genial cuando intentas encontrar ese calcetín que falta o hacer una maleta para un viaje. ¿Pero relajándote por la noche? De ninguna manera. Necesitas iluminación ocasional en forma de lámparas de mesa para relajarte, y que nada te distraiga, incluida la luz.

Derroche en textiles.

Y, por último… cuando se trata de textiles, más es más. Esto se relaciona con el recuento de hilos, la variedad de telas y, por supuesto, las almohadas.

Una cama bien vestida es lo más lujoso que puedes tener en un dormitorio. Las sábanas nítidas, las telas en capas y las almohadas esponjosas son el sello distintivo de un dormitorio relajante. Y encima de la cama un cuadro relajante para el dormitorio. Todo lo demás en un dormitorio es secundario.

Abrir chat
1
Hola, puedo ayudarte?