Vestir las paredes con cuadros minimalistas está de moda. Aquí tienes una pequeña guía práctica para darle a tu casa un toque moderno y decorar con un estilo que es tendencia.

El minimalismo, hablando de interiorismo, es una tendencia que se basa en un principio muy sencillo: decorar con el menor número de elementos. En este estilo decorativo los muebles, e incluso los mismos cuadros minimalistas, pasan a un segundo plano. El protagonismo es para los elementos arquitectónicos.

Por eso, la sobriedad es un concepto fundamental en la decoración minimalista. Es decir, sólo se mantiene lo estrictamente necesario. El objetivo es ganar espacio y, además, funcionalidad. Pero, ¿cómo puedo decorar mi casa con un estilo minimalista?

Cargando...
Cargando...
Cargando...
Cargando...
Cargando...

¿CÓMO TENER UNA CASA MINIMALISTA?

Si quieres darle a tu casa un look con cuadros minimalistas, debes seguir tres premisas. Primero, como te decía antes, busca la forma de reducir al máximo el número de elementos decorativos.

En segundo lugar, evita la concentración de elementos decorativos. Es decir, no recargues las estanterías, la mesita de centro o las baldas del baño con cientos de figuritas y marcos de fotos o empapeles las paredes con varios cuadros minimalistas. Por muy minimalistas que sean sólo conseguirás perder sensación de amplitud.

Y por último, convierte en habitable el máximo de espacio posible. Cambia el chip: tu casa no es un lugar para acumular muebles, tu casa es para vivirla.

LÍNEAS SENCILLAS Y FORMAS GEOMÉTRICAS

Antes de seguir, quiero explicarte qué es un cuadro minimalista, aunque supongo que ya te has hecho una idea. Sí, efectivamente, son cuadros de líneas sencillas, formas geométricas y que suelen jugar con una reducida paleta de colores. Y lo más importante es que, además, le dan a tu casa este toque moderno que tanto te gusta.

CUADROS MINIMALISTAS

Seguro que conoces unos cuantos cuadros minimalistas famosos, aunque no lo supieras: algunas obras de pintores como Picasso, Kandinsky, Klee… se pueden considerar minimalistas.

Otros artistas minimalistas más contemporáneos cuya obra te recomiendo disfrutar son Donald Judd, Yayoi Kusama, Frank Stella, Sol LeWitt

CÓMO DECORAR CON CUADROS MINIMALISTAS

En este post no voy a hacer un tratado de interiorismo, pero sí me gustaría darte unos pequeños consejos para inspirarte a la hora de elegir un cuadro minimalista que encaje a la perfección en el espacio que le tienes reservado en casa.

Si quieres decorar una pared amplia mi consejo es que escojas una obra de gran formato: colocado en el centro adquiere un gran poder visual. Es una opción perfecta, por ejemplo, para decorar un salón o un dormitorio.

CUADRO MINIMALISTA

Otro recurso decorativo muy habitual son los cuadros tipo tríptico, es decir, una obra dividida en tres secciones… ¡o incluso en más! Son perfectos tanto para decorar una gran pared como para presidir el cabecero de tu cama o el sofá de tu salón. ¡Y recuerda dejar entre tres y cuatro dedos de separación entre cada uno!CUADRO MINIMALISTA

Por último, también te recomiendo elegir un cuadro minimalista de gran formato en paredes de pocos metros en lugar de recargarlas con varios más pequeños –reducir los elementos decorativos es una de las premisas del minimalismo, como te contaba al principio–.

CUADRO MINIMALISTA

RAZONES PARA DECORAR CON CUADROS MINIMALISTAS

Los cuadros minimalistas suelen ser imágenes con una elevada carga conceptual capaces de transmitir y transformar la personalidad de tu hogar. Es una razón para elegir este tipo de obras para decorar tu casa, y podría contarte muchas más, pero la más importante es que te sientas identificado con su carácter y espíritu moderno.

Si es así, sólo te queda elegir el que más te guste. ¿A qué esperas?

Cuadros  minimalistas para decorar

Los cuadros minimalistas se están usando mucho en la actualidad, en la decoración de espacios tratando de darles un toque de modernidad. Los espacios que tienen este estilo se destacan por la presencia de pocos elementos, aunque los mismos suelen ser bastante llamativos, y como en todo tipo de decoración, están conectado entre sí por algún aspecto que les haga tener un cierto nivel de armonía.

La idea de este tipo de decoración, en la que los cuadros sencillos tienen un papel preponderante, se destaca por una idea básica, los objetos presentes deben estar en un punto intermedio entre lo simple y lo sobrecargado, y para encontrarlo hay que apelar por nuestro propio criterio, escogiendo aquellas cosas que no sean vulgares o sencillas pero que a la vez no sean demasiado pesadas a la vista.

cuadros minimalistas

Decorar con estilo minimalista

Basados en la idea primordial, la decoración minimalista se vale de una serie de preceptos sobreentendidos, o sea, no hay una ley que los delimite pero se espera siempre que sean así. Uno de esos preceptos es el color, al decorar un espacio minimalista se debe usar solamente un color, la monocromía es el punto base.

A partir de la selección de un color, el resto de los elementos presentes, como los cuadros minimalista para sala deben estar en concordancia con el tono elegido para las paredes, así pasa también con las cortinas, los muebles, entre otros.

Además de la monocromía hay otro aspecto básico: todo lo que esté en la sala debe cumplir una función, de ahí que los elementos decorativos se reduzcan al máximo, y gane valor la idea de usar cuadros para decoración minimalista, que serán un punto de decoración y esa es su función que deben compartir con muy pocas cosas más.

Los muebles, por su parte, deben estar colocados siempre cerca de las paredes, sino pegados, lo más cerca posible y deben ser siempre más anchos que altos, lo mismo con las mesas, la idea es poner las estrictamente necesarias y dejar que se vea la mayor cantidad de espacio posible en la estancia, lo que dará un gran efecto de luminosidad, pulcritud y orden.

cuadros minimalistas

Cuadros para decoración minimalista y elegante ¿Cuál es la clave?

Las formas geométricas tienen un papel importante también, así como pasa con los cuadros de estilo minimalista, que juegan con las figuras geométricas eso mismo debe hacerse en el caso de armar una estancia con este estilo. Muebles cuadrados, mesas rectangulares, entre otros, siempre que tengan una forma estilizada.

Un elemento fundamental, entonces, para conseguir evitar el efecto de “simplismo” es ubicar los mejores cuadros elegantes, sin que sean demasiados, una opción es jugar con un cuadro minimalista dividido en dos o tres, y colocar el conjunto en un punto principal, normalmente en la cabecera del sillón, un lugar en el que sea posible ver todas sus cualidades, y al no tener demasiados elementos no resultará difícil de ver.

La idea es tener luz, pocos colores y dejar espacios abiertos, usar figuras geométricas, de ahí el papel preponderante que tendrá el uso de pinturas minimalistas en las paredes, se debe tener suficiente buen gusto y lógica para escoger un cuadro minimalista que no desentone pero que consiga resaltar y ¿por qué no? Dar un toque de color a la estancia.