Vestir las paredes con cuadros minimalistas está de moda. Aquí tienes una pequeña guía práctica para darle a tu casa un toque moderno y decorar con un estilo que es tendencia.

El minimalismo, hablando de interiorismo, es una tendencia que se basa en un principio muy sencillo: decorar con el menor número de elementos. En este estilo decorativo los muebles, e incluso los mismos cuadros minimalistas, pasan a un segundo plano. El protagonismo es para los elementos arquitectónicos.

Por eso, la sobriedad es un concepto fundamental en la decoración minimalista. Es decir, sólo se mantiene lo estrictamente necesario. El objetivo es ganar espacio y, además, funcionalidad. Pero, ¿cómo puedo decorar mi casa con un estilo minimalista?

¿CÓMO TENER UNA CASA MINIMALISTA?

Si quieres darle a tu casa un look con cuadros minimalistas, debes seguir tres premisas. Primero, como te decía antes, busca la forma de reducir al máximo el número de elementos decorativos.

En segundo lugar, evita la concentración de elementos decorativos. Es decir, no recargues las estanterías, la mesita de centro o las baldas del baño con cientos de figuritas y marcos de fotos o empapeles las paredes con varios cuadros minimalistas. Por muy minimalistas que sean sólo conseguirás perder sensación de amplitud.

Y por último, convierte en habitable el máximo de espacio posible. Cambia el chip: tu casa no es un lugar para acumular muebles, tu casa es para vivirla.

LÍNEAS SENCILLAS Y FORMAS GEOMÉTRICAS

Antes de seguir, quiero explicarte qué es un cuadro minimalista, aunque supongo que ya te has hecho una idea. Sí, efectivamente, son cuadros de líneas sencillas, formas geométricas y que suelen jugar con una reducida paleta de colores. Y lo más importante es que, además, le dan a tu casa este toque moderno que tanto te gusta.

CUADROS MINIMALISTAS

Seguro que conoces unos cuantos cuadros minimalistas famosos, aunque no lo supieras: algunas obras de pintores como Picasso, Kandinsky, Klee… se pueden considerar minimalistas.

Otros artistas minimalistas más contemporáneos cuya obra te recomiendo disfrutar son Donald Judd, Yayoi Kusama, Frank Stella, Sol LeWitt

CÓMO DECORAR CON CUADROS MINIMALISTAS

En este post no voy a hacer un tratado de interiorismo, pero sí me gustaría darte unos pequeños consejos para inspirarte a la hora de elegir un cuadro minimalista que encaje a la perfección en el espacio que le tienes reservado en casa.

Si quieres decorar una pared amplia mi consejo es que escojas una obra de gran formato: colocado en el centro adquiere un gran poder visual. Es una opción perfecta, por ejemplo, para decorar un salón o un dormitorio.

CUADRO MINIMALISTA

Otro recurso decorativo muy habitual son los cuadros tipo tríptico, es decir, una obra dividida en tres secciones… ¡o incluso en más! Son perfectos tanto para decorar una gran pared como para presidir el cabecero de tu cama o el sofá de tu salón. ¡Y recuerda dejar entre tres y cuatro dedos de separación entre cada uno!CUADRO MINIMALISTA

Por último, también te recomiendo elegir un cuadro minimalista de gran formato en paredes de pocos metros en lugar de recargarlas con varios más pequeños –reducir los elementos decorativos es una de las premisas del minimalismo, como te contaba al principio–.

CUADRO MINIMALISTA

RAZONES PARA DECORAR CON CUADROS MINIMALISTAS

Los cuadros minimalistas suelen ser imágenes con una elevada carga conceptual capaces de transmitir y transformar la personalidad de tu hogar. Es una razón para elegir este tipo de obras para decorar tu casa, y podría contarte muchas más, pero la más importante es que te sientas identificado con su carácter y espíritu moderno.

Si es así, sólo te queda elegir el que más te guste. ¿A qué esperas?

Cuadros minimalistas para decoración de interior

La decoración del interior de casa es muy importante porque es muy personal, depende del gusto de cada persona y por eso contiene una información específica relacionada con nostros mismos. En este artículo hablaremos sobre la decoración de los interiores con cuadros minimalistas y os daremos varias ideas de cuadros de este tipo.

Cuadros minimalistas para decorar el interior de vuestra casa

Para empezar, los cuadros minimalistas, y en general todo lo que es minimalista, se caracterizan por ser simples, por no tener pinturas y colores excesivos o por estar decorados de una forma excesiva. Lo importante es que esté representado lo básico. Es por eso que en estos cuadros no veréis unas imágenes grotescas o llenas de mucho colorido y formas, pero aún así son muy originales y modernos y quedan muy bien en todos los interiores.

Cuadros minimalistas para decorar el interior

Los cuadros decorativos minimalistas nos sirven para aumentar el estilo de las paredes y del interior. Podéis elegir un cuadro como este en el que los colores blanco y negro son los protagonistas y gracias a ellos se ve la figura de una mujer que tiene una mano levantada y parece que quiere tocar la luna.

La decoración de las paredes de vuestra casa con cuadros minimalistas

También podéis optar por unas pinturas minimalistas en las que predominan las líneas rectas o curvas. En este cuadro se ve precisamente esto: unas líneas rectas que parece que están dibujando los contornos y los picos de unas montañas en un círculo de color azul que sobresale sobre un fondo blanco. Estos cuadros los podéis colocar en todas las habitaciones de vuestra casa y quedan mejor cuando los interiores son decorados completamente siguiendo el estilo minimalista.

La decoración con cuadros

A los que les gustan los animales les ofrecemos unos cuadros con representaciones animalísticas. Pueden ser unos como estos en los que se ven solo los contornos de los animales o pueden ser cuadros en los que las representaciones se ven claramente. Este tipo de cuadros quedan muy bien en los interiores en los que predominan los colores claros, como los tonos pasteles o el color blanco.

Cuadros abstractos minimalistas para la decoración de casa

Podéis optar también por los cuadros abstractos minimalistas que son muy interesantes y añadirán un toque nuevo a vuestro interior. En estos cuadros abstractos no veréis unas formas claras o unas imágenes bien contorsionadas, ya que la idea de este arte es representar una realidad que corresponde al alma. Los podéis colocar en vuestro salón o en el pasillo y podéis combinar también los colores que se han utilizado en el cuadro con los colroes de vuestras paredes. También podéis buscar el contraste entre ellos.

Cuadros modernos minimalistas para decorar las pareds de vuestra casa

Entre los cuadros modernos minimalistas podéis encontrar unos en los que se representan algunas de las ciudades más famosas. En estos cuadros la representación es de los símbolos característicos de estos lugares con la imagen de una persona caminando por la calle. Son unos de los cuadros minimalistas para sala que podéis colocar perfectamente en vuestro salón o en vuestra sala de estar.

Cuadro minimalista con peces en blanco y negro para decorar el interior

Un cuadro minimalista muy original y atractivo es aquel en el que están combinados varios elementos distintos de los que ya hemos hablado. Podéis elegir un cuadro en el que los protagonistas son los animales, en este caso los peces, y están representados de dos colores: de color blanco y negro. Este cuadro quedará muy bien en los interiores claros porque el color negro resaltará y llamará la atención.

Cuadros minimalistas con motivos lineales para decorar la casa o la oficina

La combinación del blanco y del negro la podéis encontrar también en otras formas y tipos de cuadros. Hay cuadros minimalistas modernos que están divididos en varias piezas. Estas piezas se colocan en la pared pero se deja un poco de espacio entre ellas y de esta forma la imagen queda dividida. En este caso lo predominante pueden ser las líneas en las que se mezclan las curvas y las rectas. Este tipo de cuadros divididos quedan muy bien en los interiores de las casas pero también en los interiores de las oficinas, ya que aumentan el estilo y la elegancia.