Arte abstracto decorativo

Arte abstracto decorativo

¿Quieres imprimir a tu casa, tu despacho o tu negocio una dosis de carácter y personalidad propia? Entonces, el arte abstracto decorativo es tu elección. Además es atemporal y combina con casi todos los estilos: moderno, minimalista, vintage, bohemio…

Picasso, Miró, Kandinsky, Pollock… Quizá hayan sido siempre algunos de tus pintores favoritos y no sepas por qué. Puede que nunca hayas entendido este estilo, pero lo cierto es que siempre te has sentido atraído por el arte abstracto decorativo.

No importa. Te puede gustar por simples cuestiones estéticas de formas y colores, o por lo que te transmite, y simplemente por estas razones te gustaría decorar las paredes de tu casa o tu negocio con cuadros abstractos.

Arte abstracto decorativo

POR QUÉ DECORAR CON ARTE ABSTRACTO

El arte abstracto huye de la realidad o la sustituye por formas, colores y líneas. Son obras que nacen de la expresión del mundo interior del artista. Es decir, pretenden transmitir desde el sentimiento, combinar colores sin atender a una sola regla, mezclar formas desde una total libertad.

Por todo esto el arte abstracto decorativo es capaz de transformar tu hogar, tu despacho o tu negocio en un espacio con carácter propio, en un reflejo de tu personalidad.

Arte abstracto decorativoOtra ventaja de colgar un cuadro abstracto en tus paredes es que, además, combina con la gran mayoría de los estilos decorativos modernos, como el minimalismo, o más retro, como el vintage, e incluso el bohemio.

UNA DECORACIÓN ÚNICA

Estoy seguro de que te encantaría colgar un Picasso o un Miró en tu casa… pero claro, no es algo que esté al alcance de la mayoría de los mortales. Sí, tienes la opción de comprar una lámina de algunas de los cuadros abstractos más famosos y enmarcarla, pero es algo que restará originalidad y exclusividad a tu decoración.

Hoy muchas personas invierten en artistas emergentes. ¿Nunca te lo has planteado? Pues si te gusta el arte abstracto decorativo quizá deberías hacerlo. Por varias razones.

Arte abstracto decorativo

Primero, porque no es necesario que realices una gran inversión. Segundo, porque una obra de arte nunca va a perder su valor, al contrario, puede revalorizarse. Y por último, porque no hace falta que entiendas de arte: tan sólo tienes que dejar que el cuadro te alcance y conecte contigo.

Sólo tú puedes hacer que cobre vida.

Arte abstracto decorativo

Decorar nuestra vivienda con arte no es nada nuevo, sobre todo para amantes de la pintura, la escultura, o la música. Con el auge de los estilos más contemporáneos, como el industrial, el loft o el minimalista, la pintura abstracta se convierte en un perfecto elemento decorativo, sobre todo en zonas tan transitadas y visitadas como el salón. Arte abstracto decorativo

Cómo decorar con cuadros

A la hora de decorar un salón con obras de arte hay algunas pautas que seguir para sacarle el mayor partido posible a esa pieza. Lo primero que tienes que tener en cuenta es que no es necesario que la obra combine a la perfección con el resto de la decoración del salón. Se trata de darle un aire abstracto a esta estancia, por lo que, acabará siendo beneficiosa la falta de contraste.

Una obra de arte abstracta destaca por su estilo contemporáneo, colores vivos y un significado, a priori, ausente. Los rojos, azules, verdes, amarillos y naranjas se convierten en los tonos más adecuados a este tipo de arte.

Lo anterior no significa que obras en blanco y negro, o colores más cálidos como el marrón o el arena, no puedan considerarse abstractas. Una vez tengas la obra, es hora de elegir un sitio adecuado para su exposición. Se trata de darle protagonismo, por tanto, es necesario optar por un lugar bien visible y alejado de peligros que puedan dañarla. Arte abstracto decorativo

En el salón, el mejor lugar es ese hueco sobre el mueble principal, sobre el sofá, sobre la chimenea o sobre la televisión. Recuerda que para que esto sea posible, deberemos tener espacio suficiente, haciéndolo o eligiendo la obra de acuerdo a las posibilidades que nos ofrezca el salón. Para dar mayor énfasis a nuestra obra, reduce el efecto visual de otros complementos decorativos del salón, para que no roben protagonismo al arte.

Arte abstracto decorativo

La pintura abstracta o contemporánea conseguirá dar luminosidad al salón. Sus colores vivos darán alegría a un salón apagado, los tonos cálidos aportarán calidez a una estancia fría y los paisajes abiertos, marinas o cielos, añadirán aire y amplitud a un ambiente cargado.

Si eres coleccionista, apuesta por un Picasso, un Miró, un Dodgeo o un Mondrian. Si no está a tu alcance este arte de colección, apuesta por cuadros comerciales con dibujos abstractos, de aficionados a la pintura, o, simplemente, anímate y pinta tu propia obra, darás personalidad a tu salón. Arte abstracto decorativo